Archivos de la categoría ‘Economía’

El paro nuestro de cada día.

Publicado: 16 noviembre, 2012 en Economía, General

Sobre tan conocido tema es muy difícil decir nada nuevo. España es el país del paro, no nos gana nadie. Sus cifras son millonarias y hace años que está desbocado sin que gobierno alguno, del color que sea, pueda hacer nada para detenerlo. En el extranjero los españoles tenemos fama de que no nos gusta trabajar. Algo de razón hay en ello, tenemos que reconocerlo; las fiestas y los puentes nos gustan muy mucho.

Hace años, el perspicaz presentador Pedro Ruiz, conociendo que en España habíamos llegado a un millón de parados, decía: “Lo malo no es que en España haya un millón de parados, lo peor es que hay diez millones de quietos”. No andaba descaminado. Aunque ¡quién pillara ahora ese millón!

Yo he vivido bastantes años en Cataluña y recuerdo una anécdota en relación con este tema. Un empresario de la construcción, conocido mío, me explicó un día que había estado hablando con un andaluz que había llegado para ver a su familia, emigrante a esta región.- ¡Qué bonito es este país!- decía- Si hubiera trabajo…- Yo le doy trabajo-dijo el empresario.- Oh no, en Andalucía vivimos muy bien, trabajamos unos pocos días y luego nos dan subvenciones…

Aunque esta anécdota es totalmente cierta, no quiero tratar a los andaluces de vagos. Éste es un tópico tan falso como lo es el que los catalanes son tacaños. A Cataluña han ido a trabajar miles de andaluces y allí nadie les ha tildado de vagos. Los catalanes les estiman y viceversa. Como testigo, doy fe de ello.

También hace bastante tiempo, salió en la prensa que en Suiza estaban preocupados porque en ese año había subido el paro en el país un 50 %. Y era verdad, el año anterior tenían dos parados y ese año tres. Esto nos lo cuentan a los españoles y nos morimos de risa. Aquí, sólo subiendo el 10 % al año, llegamos a los cinco millones.

Nuestros políticos piensan que el problema del paro no es para tanto. Que el hijo va al paro…lo mantendrá el padre. Que el padre va al paro…lo mantendrá el abuelo. Que el abuelo se queda parado…es que se ha muerto. Y adiós pensión… para el padre, el hijo y el Espíritu Santo.

Es posible que no tengamos demasiado sentido de la responsabilidad. Deberíamos seguir el ejemplo de otro español, el dictador Francisco Franco. La gente pensaba que era eterno, porque no se moría nunca…Los franceses se quejaban de que a ellos un franco no les duraba nada, y en cambio a nosotros…Bueno, el caso es que circulaba el rumor de que Franco tenía preparado el discurso para el año tres mil, que empezaba así: -¡Españoles, muerto el Todopoderoso, asumo todas las responsabilidades!

Este escrito, quizás poco serio, lo dedico a todo parado que lo lea. ¡Estoy contigo!

RESCATE SI, RESCATE NO.

Publicado: 27 octubre, 2012 en Economía, Politica

En las altas esferas de la UE alguien está jugando al perro y al gato. El perro podría ser la Merkel, y el gato Rajoy. Y parece que el francés Hollande está haciendo de árbitro. El caso es que los ciudadanos españoles, estamos a ”verlas venir”. Llevamos meses pendientes del asunto… ”Unos decían que sí, otros decían que no”. ¿Es pitorreo? Pues claro, es la política. Los de arriba mangoneando y los de abajo aguantando. El caso es que el rescate (que no sé si es necesario) nunca llega. Ni llegará, quizás.

Y ¿por qué el rescate? Yo, de las grandes finanzas, sé más bien poco, como cualquier ciudadano corriente. Pero me he enterado de que nuestra España, como Estado, tiene una deuda pública de unos 900 mil millones de €, céntimo más, céntimo menos. “Repartido” entre los españoles tocamos a 20 mil € cada uno. Y que los intereses de esa deuda, pueden llegar en el año próximo a los 38 mil millones. Pues qué bien (digo, qué mal). Me parece que esa deuda la heredarán, en parte, nuestros biznietos.

El Gobierno continuamente está emitiendo deuda, en forma de bonos, obligaciones y otras especies, por lo que la gran deuda sigue engordando. Como a todos los españoles nos afecta y perjudica ¿no debería haber algún tipo de referéndum público para ver si nos interesa esa táctica? Cuando hay un deudor tiene que haber un acreedor, beneficiario de esa deuda. En este caso, alguien saldrá ganando, digo yo. Pueden ser otros Estados, los bancos, los particulares, aunque yo más bien creo que serán los grandes financieros y especuladores. Con la crisis actual, quienes no tenemos la culpa de ella, pagamos las consecuencias y los que realmente son causantes y culpables no sólo se van de rositas, sino con mucho dinero.

Y hablando de dinero, los ingenuos pensamos: si el dinero que existe en el mundo es el mismo que había hace varios años ¿por qué ahora no se le ve por ninguna parte y a todo el mundo le falta, incluidos bancos y gobiernos? Bueno, la verdad es que aunque sea algo tonto creo saber por qué. El dinero que había antes, no era real, contante y sonante. Se trataba, en la mayor parte, de un dinero virtual, en forma de bonos, fondos, pagarés, hipotecas, etc. Por ejemplo: un señor firmaba una hipoteca, el banco le daba el dinero en efectivo y aquel se lo daba a la inmobiliaria. El banco se quedaba con la deuda de la hipoteca, un dinero virtual. Y esto pasaba también con otros tipos de crédito. Así que el dinero virtual ocupaba todos los estamentos. Al llegar la crisis y faltar el dinero en efectivo, no se podían pagar las deudas ni reconvertir el dinero virtual. Y adiós todo el tinglado. No digo nada más.

LOS IMPUESTOS

Publicado: 4 marzo, 2012 en Derechos Sociales, Economía

Pido perdón por poner a este escrito un título tan desagradable. Pero le “cae” bien. Nadie discute que los impuestos son necesarios. Sin ellos no podrían funcionar muchas cosas: educación, sanidad, fuerzas del orden, carreteras, prebendas de los políticos… Pero lo que está ocurriendo ahora pasa de “castaño oscuro”.

Resulta que los que han causado la actual crisis: grandes financieros, bancos, gobiernos etc. se salen de rositas en general. Bancos y gobiernos están empeñados en solucionar sus propias cuentas y finanzas. De ahí las medidas que están aplicando a rajatabla. Los bancos no prestan dinero “ni a su padre”, por lo que no se pueden comprar viviendas, coches y otros bienes. A ellos sí que les han ayudado los gobiernos. En cuanto a éstos, peor aún, ya que tienen la potestad de ordenar y mandar. Quieren arreglar sus finanzas a costa del ciudadano. ¿Cómo? Ya se está viendo. Suben impuestos y servicios, liquidan empresas públicas, cortan las ayudas a educación, sanidad, etc. No contratan y sí despiden a funcionarios. Hasta el más tonto comprende que con esas medidas, incuestionablemente aumentará el paro (y menos mal que el que tenemos es insignificante…).

Entre otras cosas, ha subido el IRPF, aunque no el IVA. Por supuesto que nadie se cree que éste no subirá; lo hará pronto, antes del verano. O quizás se aprovechará que en Julio-Agosto la gente (ya poca), estará de vacaciones y, con el despiste, le darán la sorpresa, como ha pasado otras veces.
Resumiendo, y haciendo alusión al título de este escrito, se dice que en este mundo sólo hay dos cosas seguras: la muerte y los impuestos. Dios nos coja confesados, incluso a los que no son creyentes, pero lo impuestos y sus aumentos “no hay dios que los pare”. Entre tantos, quiero referirme a uno de ellos, que ya existe desde hace años en Cataluña, el “céntimo sanitario”. Podrá ser necesario, pero es injusto. Castiga especialmente a profesionales del volante, transportistas, taxistas, etc., y que ya se están quejando con razón.

Aprovecho, aunque no sea del tema, para decir esto. ¿Me puede alguien explicar por qué, desde que entramos en el euro, casi todos los productos de bajo precio ( farmacéuticos, horticultura, pastelería, cafés, platos de restaurante, derivados de la madera, y otros cuantos miles), han subido su precio y cuestan entre cinco y diez veces más?…No me contesten. Pero si preguntamos al gobierno…”no sabe, no contesta”.

No quiero extenderme más. Sólo deseo a todos que gasten la crisis con salud (y no se les ocurra perderla, porque a lo peor no la vuelven a encontrar…).