RESCATE SI, RESCATE NO.

Publicado: 27 octubre, 2012 en Economía, Politica

En las altas esferas de la UE alguien está jugando al perro y al gato. El perro podría ser la Merkel, y el gato Rajoy. Y parece que el francés Hollande está haciendo de árbitro. El caso es que los ciudadanos españoles, estamos a ”verlas venir”. Llevamos meses pendientes del asunto… ”Unos decían que sí, otros decían que no”. ¿Es pitorreo? Pues claro, es la política. Los de arriba mangoneando y los de abajo aguantando. El caso es que el rescate (que no sé si es necesario) nunca llega. Ni llegará, quizás.

Y ¿por qué el rescate? Yo, de las grandes finanzas, sé más bien poco, como cualquier ciudadano corriente. Pero me he enterado de que nuestra España, como Estado, tiene una deuda pública de unos 900 mil millones de €, céntimo más, céntimo menos. “Repartido” entre los españoles tocamos a 20 mil € cada uno. Y que los intereses de esa deuda, pueden llegar en el año próximo a los 38 mil millones. Pues qué bien (digo, qué mal). Me parece que esa deuda la heredarán, en parte, nuestros biznietos.

El Gobierno continuamente está emitiendo deuda, en forma de bonos, obligaciones y otras especies, por lo que la gran deuda sigue engordando. Como a todos los españoles nos afecta y perjudica ¿no debería haber algún tipo de referéndum público para ver si nos interesa esa táctica? Cuando hay un deudor tiene que haber un acreedor, beneficiario de esa deuda. En este caso, alguien saldrá ganando, digo yo. Pueden ser otros Estados, los bancos, los particulares, aunque yo más bien creo que serán los grandes financieros y especuladores. Con la crisis actual, quienes no tenemos la culpa de ella, pagamos las consecuencias y los que realmente son causantes y culpables no sólo se van de rositas, sino con mucho dinero.

Y hablando de dinero, los ingenuos pensamos: si el dinero que existe en el mundo es el mismo que había hace varios años ¿por qué ahora no se le ve por ninguna parte y a todo el mundo le falta, incluidos bancos y gobiernos? Bueno, la verdad es que aunque sea algo tonto creo saber por qué. El dinero que había antes, no era real, contante y sonante. Se trataba, en la mayor parte, de un dinero virtual, en forma de bonos, fondos, pagarés, hipotecas, etc. Por ejemplo: un señor firmaba una hipoteca, el banco le daba el dinero en efectivo y aquel se lo daba a la inmobiliaria. El banco se quedaba con la deuda de la hipoteca, un dinero virtual. Y esto pasaba también con otros tipos de crédito. Así que el dinero virtual ocupaba todos los estamentos. Al llegar la crisis y faltar el dinero en efectivo, no se podían pagar las deudas ni reconvertir el dinero virtual. Y adiós todo el tinglado. No digo nada más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s