¿Cataluña independiente? No, gracias.

Publicado: 28 septiembre, 2012 en Politica
Etiquetas:
                               (Cuestión casi siempre de actualidad, aunque ahora “Mas”).
   En todos los movimientos independentistas la razón principal está en el sentimentalismo de las gentes, que está por encima de todas las demás consideraciones, ya sean políticas, de lengua, de raza o de religión.
   Actualmente Cataluña (su ”govern”) lo que desea es tener una Hacienda propia. Para lograrlo, Mas, y otros líderes nacionalistas, tratan de hacer presión al Gobierno de España, incitando a sus seguidores a las protestas y la rebelión, aprovechando el tema del independentismo.
   Diré lo que es  presentido por casi todos: que para Cataluña, la independencia significaría su ruina. En el mundo actual prima la economía, que se halla en una gran crisis. ¿Qué pasaría con las empresas catalanas?  La “Caixa” y  Gas Natural tienen el 80 % de su negocio en España, fuera de Cataluña. Y a otras muchas empresas les ocurre  lo mismo.
  Pero también España perdería mucho, indudablemente, ya que Cataluña es una de sus regiones más importantes. La integración de Cataluña en España no es de” hace cuatro días”, como ocurría con los países balcánicos. Lo hizo hace 500 años uniéndose al reino de Castilla, cuando formaba parte de la Corona de Aragón. Y, voluntariamente, no a causa de una conquista. Aunque, a decir verdad, el pueblo no pintaba nada y todo se basaba en los intereses y conveniencias de las familias monárquicas de los diferentes países.
  Ya sabemos que entonces no se trató de una integración total, pues los estados asociados  conservaron cada uno sus fueros, sus leyes y sus costumbres. Fue a partir del reinado de Felipe V, con la Guerra de Sucesión española, en los primeros años del siglo XVIII. Este rey, de origen francés, siguiendo las directrices de su abuelo Luis XIV, copió su política estatalista y centralista,  eternamente crónica en Francia. De ahí los Decretos de Nueva Planta que se impusieron en los antiguos estados de la corona de Aragón una vez que estos perdieron la guerra, abandonados por la potencias amigas. Cataluña fue la última a la que se aplicó el decreto de Nueva Planta, en 1716. Con ello perdía sus fueros, sus leyes y su lengua, implantándose la administración totalmente castellana.
  Actualmente una Cataluña independiente quedaría fuera de la Unión Europea por varios años, y probablemente se convertiría en uno de los Estados más pobres del Continente, enemistada con España y con Francia, ¿Cómo pasarían entonces el tiempo sus líderes independentistas? Seguramente bailando sardanas alrededor de una hoguera, cantando “Els segadors” y “El cant dels ocells”,  viendo como se convertían en humo todas sus ilusiones y proyectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s