Archivos para junio, 2012

Dejar de fumar

Publicado: 2 junio, 2012 en Salud
Etiquetas:

¿Por qué la gente no deja de fumar si todo el mundo sabe que es muy perjudicial? Se han hecho muchas campañas en contra del uso del tabaco y el resultado no es demasiado optimista. Es cierto que muchos abandonan el tabaco, pero hay casi más que comienzan a fumar a a una edad cada vez más temprana. Chicos y chicas de menos de quince años menosprecian olímpicamente los consejos de los adultos en este tema. Aprovechan lógicamente la libertad que hoy existe en todos los órdenes de la vida.

Según mi opinión, entre las principales razones que explican el problema del tabaco, la primera, sin duda, es el mal ejemplo que dan los médicos y sanitarios en general. Si los médicos fuman la gente no se podrá creer que el vicio del tabaco sea tan malo. Pero ¿por qué fuma el personal sanitario? La razón es la misma que la de cualquier otra persona, no controlan sus estados emocionales.

Entre la población en general muchos hombres están dejando de fumar, mientras que las mujeres cada vez fuman más. La industria del tabaco, a pesar de las restricciones para su publicidad, ha sabido aprovechar las circunstancias actuales de la liberación de la mujer. Y para muchas de ellas, desgraciadamente, tener un cigarrillo en las manos es uno de los signos más evidentes de modernidad y liberación.

En nuestro país, el consumo de tabaco es el principal problema de salud pública, responsable de gran parte del coste actual del sistema sanitario. En muchos países hay campañas contra el tabaco, con medidas de todas clases, pero aún no es suficiente. Los sanitarios en general, los enseñantes, los políticos, etc. han de tomar conciencia de su papel y actuar en consecuencia, dando ejemplo y ejecutando acciones educativas.

Es muy importante que los adultos dejen de fumar, pero aún es más necesario evitar que los niños y los adolescentes comiencen a hacer uso del tabaco. En estas edades es cuando se adquiere el hábito. En estos grupos de población es donde los enseñantes tienen un papel de la máxima importancia. Los niños y jóvenes comienzan a fumar por mimetismo, por curiosidad y por rebeldía contra las normas impuestas por la familia y la sociedad. Otro punto de interés es que los jóvenes piensan que el tabaco no afectará a su salud hasta que pasen muchos años, por lo que ven el peligro muy lejano.

Respecto a los adultos, en su mayoría, querrían dejar el tabaco si existiese un método seguro. Pero no hay ningún método infalible. Los fármacos no han demostrado verdadera eficacia. Mejores resultados se pueden conseguir con la terapia de grupo, mediante soporte psicológico, y también se ha de tener una gran fuerza de voluntad. Otros métodos como la hipnosis, la acupuntura, etc. no son más que simples negocios para sus promotores.

Sólo la motivación el autocontrol y un soporte adecuado pueden conseguir resultados. Se ha de dejar de fumar de golpe y cada día que pase sin tabaco representará una satisfacción y un estímulo que irá reforzando la propia estima y la confianza en el triunfo final.

Dr. Ubaldo Gómez