Imagen  —  Publicado: 21 noviembre, 2020 en Sin categoría

La vida está en el aire

Publicado: 31 marzo, 2014 en Salud

A pesar del título, este escrito no es una metáfora al estilo de “la vida pende de un  hilo”. Como se verá,  se trata de una realidad que queremos evidenciar y que afecta a la vida de  todos los seres existentes en la Tierra. Es decir, trataremos de explicar qué es la vida, según nuestro criterio.    No vamos a tratar del  origen de  la vida en general, sobre el que se han emitido numerosas teorías y, como se sabe, ninguna es más verdadera que las demás. Y con toda seguridad jamás se llegará a despejar tal incógnita, de la misma manera que nunca se sabrá  si existe un dios que ha creado todo lo existente, incluidos el Universo y el hombre.

Fuente: ExpoFitnessDeporteySalud

   Pero sí es conveniente que expliquemos algo sobre los cuatro elementos básicos: tierra, agua, fuego y aire. Los cuatro tienen el denominador común de poder ser muy beneficiosos o muy perjudiciales, según las circunstancias. En la tierra, estamos aposentados todos los seres vivos existentes y de ella nos mantenemos. Y, sin este hecho, los demás elementos sobrarían. Pero cuando la Tierra se enfada  y  emite  grandes convulsiones, llamadas terremotos (sin duda  para tratar de desprenderse de los molestos bichos humanos), entonces muchos seres vivos se verán afectados peyorativamente, con trágicas consecuencias. El segundo elemento, el agua, constituye unas tres cuartas partes de los materiales de los  que están formados todos los seres vivos, y es indispensable para la vida de los mismos. Pero, como pasaba con la tierra, puede causar grandes catástrofes, con las inundaciones que ocurren con frecuencia. El tercer elemento básico, el fuego, beneficia sobre todo a los seres humanos en multitud de actividades y necesidades. Su máximo exponente, el Sol, es tan importante que sin él no podría existir la vida en la Tierra. Pero cuando el fuego “se desboca”, dando lugar a grandes incendios, no hace falta explicar las desgracias que puede ocasionar. Y  llegamos al cuarto elemento, el aire, que cuando se desmadra, originando tempestades y huracanes, sus consecuencias  son catastróficas.  Sin embargo, para mí, este elemento es el más noble de los cuatro y constituye el principal objeto de este escrito.

   Es el aire el único elemento básico que tiene ciertas connotaciones  ”divinas”. Es invisible,  está en todas partes de la Tierra y da la vida a todos los seres vivos. No voy a decir yo que el aire es un dios, pero sí que éste elemento puede identificarse con la vida de todos los seres. Porque ¿qué es la vida y por qué comienza?  Para los creyentes  consiste en la unión del alma con el cuerpo. Esto no valdría para los seres no humanos, a los que nosotros hemos privado de ese espíritu. Y, esa unión ¿en qué momento se produciría? La religión dice que ya antes del nacimiento, incluso en el momento de la fecundación  Mi filosofía naturalista y empírica no me permite creer eso. Yo pienso  que la vida empieza nada más salir el feto del claustro materno, justo en el momento en que el nuevo ser comienza a respirar el aire de la atmósfera. Incluso llora para activar esa incorporación. Y en ese momento es cuando el ser humano empieza a vivir. Así que deberíamos creer que el aire es la vida. Cuando falta ese aire no hay vida, sea en el momento que sea. Durante toda su existencia, el nuevo ser tiene que seguir respirando el aire, porque si no lo hiciera moriría.  Sabemos que el aire está compuesto en el 21%  por el oxígeno y el 78% por el nitrógeno, siendo el 1º el más importante para las funciones del organismo. El restante 1% se lo reparten entre, el ozono, vapor de agua, kriptón, etc.

Fuente: bellezapura.com

   La actuación del oxígeno del aire en el ser humano es de sobra conocida, pero destacaremos algunas cosas. Al respirar, el aire llega a los pulmones y pasa a la sangre para que el corazón, que no es más que una bomba impelente, la traslade a todos los órganos. Sin el oxígeno del aire que transporta, ninguno podría funcionar. Y el órgano más importante, que es el cerebro, si le falta el oxígeno  unos cuantos minutos, perdería todas sus características, tanto de rector de todo el cuerpo humano, como su función propiamente intelectual. Ésta, que abarca todas las potencias psíquicas: pensamiento, conocimiento, memoria, voluntad, etc., necesita inevitablemente el oxígeno del aire, que interviene en todas sus reacciones bioquímicas.  Llegados a este punto, hemos de decir que no cuenta para nada la espiritualidad, tal como teorizan las diversas religiones. Lo psíquico no coincide con lo espiritual, aunque en parte lo parezca. También debemos decir que el aire que necesita el ser humano, lo es  desde el momento de la fecundación y durante todo el proceso de la gestación. Como el embrión no puede respirar, ha de tomar el oxígeno de la sangre de la madre, a través de la placenta y el cordón umbilical, hasta que, nada más nacer, respira autónomamente, convirtiéndose entonces en un verdadero y completo ser humano.

   Yo pienso que la vida consiste en una energía en la que el aire resulta determinante, insustituible e incuestionable. El mencionado cerebro humano, posee billones de células, llamadas neuronas, que con sus sinapsis, aun en mayor número, dan lugar a innumerables reacciones bioquímicas, siempre con la presencia del oxígeno. Y todo se debe al aire que el ser humano, u otro cualquiera, respira de la atmósfera terrestre. Aquí podríamos preguntar  el  por qué los demás animales, que tienen también cerebro, carecen de inteligencia y de la facultad de pensar. Yo creo que sí que piensan, aunque muy poco, siendo ello debido indudablemente a que tienen un escaso número de neuronas, a diferencia del hombre, que goza de un cerebro muy desarrollado y evolucionado. Por lo tanto, resumiendo, podemos asegurar que  con el aire hay vida y sin él la muerte es inevitable. Parece ser, pues, que la vida se identifica con el aire, creo yo. Y de la misma manera que el gran filósofo Descartes dijo: “Pienso, luego existo”, podemos también asegurar aquí: “Respiro, luego existo”. El elemento aire es una verdadera maravilla de la Naturaleza, imprescindible para todos los seres vivos. Con ella debemos mostrarnos agradecidos.

Ubaldo Gómez

Servidumbres del ser humano.

Publicado: 20 febrero, 2014 en General

Por el hecho de vivir, el ser humano se ve afectado por una serie de condicionamientos ineludibles, que no sólo le ocurren a él, sino a  todos los seres vivos que habitan en la Naturaleza, ya sean otros animales o las plantas. A estos condicionamientos les llamamos servidumbres. De éstas, creo que la número uno en importancia es el aire, elemento “sine quanum” para la función respiratoria.   Al nacer el ser humano, nada más salir del claustro materno, tiene la necesidad imperiosa de  respirar, ya que necesita urgentemente los dos componentes principales del aire, el oxígeno y el nitrógeno. Este hecho nos lleva a considerar algo sumamente trascendente. La Religión nos dice que la vida en el hombre se debe a que, al nacer, se unen el cuerpo y el alma, formándose en ese momento la persona humana. Yo no creo que esa sea la explicación verdadera de la vida. El alma es algo virtual que nadie puede asegurar que exista. En el momento inmediato a su nacimiento, el aire se asocia al cuerpo y no le abandonará jamás hasta el día en que muera y deje de respirar. Así que podemos asegurar que la unión entre el cuerpo y el aire constituyen la vida de todo ser viviente. Creo que  ésta es una explicación totalmente lógica y natural.

Junto con el aire, existen otros elementos imprescindibles para todos los seres vivos, no sólo para el hombre. Sin ellos no puede existir la vida y también podemos aplicarles el nombre de  servidumbres. Son tan evidentes  que apenas necesitan explicación. El agua podría ser considerada como prima hermana del aire (por el oxígeno). Un 70 %, aproximadamente, del cuerpo humano, está constituido por ella, y sin  la aportación de tal elemento, no es posible la vida. Lo mismo ocurre con los elementos nutritivos para su alimentación. ¿Y el Sol? Pues si éste desapareciera…adiós  a la vida de todos los seres, que se verían afectados por la oscuridad total y una temperatura de unos 300 grados bajo cero, en sólo dos días.  Sería la muerte paran todos los seres vivos. La necesidad de dormir representa otra servidumbre ineludible para el ser humano, que ha de pasar la tercera parte de su vida en tal situación.  La servidumbre de la reproducción, también inexorable, es la responsable de que la vida continúe indefinidamente tanto en la especie humana como en todo el resto de los animales y seres vivos. Y tan importante como el nacer es la servidumbre más peyorativa de todas: la muerte, totalmente inevitable.l

Existen otras servidumbres de carácter negativo, también muy importantes, y de las que el ser humano jamás podrá librarse. Se trata, una de ellas concretamente, de la evacuación al exterior de los residuos producidos dentro del cuerpo humano y que necesariamente ha de evacuar al exterior, teniendo que ir  varias veces al día a “visitar el lavabo”. Como curiosidad, mencionaré el hecho de que una persona que haya vivido 80 años, habrá producido en toda su vida desechos orgánicos en una cantidad superior a las cuarenta  toneladas. Aunque, ya en el medio ambiente, la sabia Naturaleza les aplicará su reciclaje.   Las enfermedades, las guerras y las catástrofes naturales representan también otras servidumbres peyorativas que afectan también al ser humano. Todas ellas llevan a la eliminación de muchas vidas.

Servidumbre no imprescindible, pero sí de capital importancia en los tiempos actuales, es el traslado del cuerpo humano de un lugar a otro. Al principio de los tiempos el único medio de transporte y traslado del cuerpo, estaba constituido por las piernas. Después se hizo uso de los animales, hasta que llegó el invento de la rueda, que solucionó definitivamente el problema. No hace falta mencionar los sofisticados  medios de comunicación actuales. El cuerpo humano puede desplazarse a todas partes a velocidades increíbles. Otra servidumbre, no imprescindible, pero sí muy necesaria, es la relación y comunicación social que ha de  existir entre los millones de seres humanos que conviven en el mundo, y que les ayuda a poder sobrellevar la vida en todas sus facetas. Y, casi como una nota de humor, mencionaría una desagradable servidumbre, casi  tan obligatoria como el propio aire que respiramos: los impuestos.

La Naturaleza-Universo (que yo creo es eterna, aunque con sus periódicas  evoluciones naturales),  es la que crea y mantiene a todos los seres vivos  hasta la muerte. ¿Y qué pasa con los cuerpos de los seres  muertos? Pues que se reincorporan al ciclo inexorable de la propia Naturaleza, ya que todos sus componentes se hallan en ella. “La materia no se crea ni se destruye…”, ya es sabido. Pero, me viene ahora a la mente una pregunta: ¿después de la muerte existe otra vida? Yo pienso que la única vida que le queda al ser humano, después de morir, es el recuerdo que deja en sus familiares, amigos y conocidos. Eso, si es una persona corriente, porque si ha sido muy importante, su recuerdo vivirá para siempre en la memoria de toda la Humanidad.

El paro nuestro de cada día.

Publicado: 16 noviembre, 2012 en Economía, General

Sobre tan conocido tema es muy difícil decir nada nuevo. España es el país del paro, no nos gana nadie. Sus cifras son millonarias y hace años que está desbocado sin que gobierno alguno, del color que sea, pueda hacer nada para detenerlo. En el extranjero los españoles tenemos fama de que no nos gusta trabajar. Algo de razón hay en ello, tenemos que reconocerlo; las fiestas y los puentes nos gustan muy mucho.

Hace años, el perspicaz presentador Pedro Ruiz, conociendo que en España habíamos llegado a un millón de parados, decía: “Lo malo no es que en España haya un millón de parados, lo peor es que hay diez millones de quietos”. No andaba descaminado. Aunque ¡quién pillara ahora ese millón!

Yo he vivido bastantes años en Cataluña y recuerdo una anécdota en relación con este tema. Un empresario de la construcción, conocido mío, me explicó un día que había estado hablando con un andaluz que había llegado para ver a su familia, emigrante a esta región.- ¡Qué bonito es este país!- decía- Si hubiera trabajo…- Yo le doy trabajo-dijo el empresario.- Oh no, en Andalucía vivimos muy bien, trabajamos unos pocos días y luego nos dan subvenciones…

Aunque esta anécdota es totalmente cierta, no quiero tratar a los andaluces de vagos. Éste es un tópico tan falso como lo es el que los catalanes son tacaños. A Cataluña han ido a trabajar miles de andaluces y allí nadie les ha tildado de vagos. Los catalanes les estiman y viceversa. Como testigo, doy fe de ello.

También hace bastante tiempo, salió en la prensa que en Suiza estaban preocupados porque en ese año había subido el paro en el país un 50 %. Y era verdad, el año anterior tenían dos parados y ese año tres. Esto nos lo cuentan a los españoles y nos morimos de risa. Aquí, sólo subiendo el 10 % al año, llegamos a los cinco millones.

Nuestros políticos piensan que el problema del paro no es para tanto. Que el hijo va al paro…lo mantendrá el padre. Que el padre va al paro…lo mantendrá el abuelo. Que el abuelo se queda parado…es que se ha muerto. Y adiós pensión… para el padre, el hijo y el Espíritu Santo.

Es posible que no tengamos demasiado sentido de la responsabilidad. Deberíamos seguir el ejemplo de otro español, el dictador Francisco Franco. La gente pensaba que era eterno, porque no se moría nunca…Los franceses se quejaban de que a ellos un franco no les duraba nada, y en cambio a nosotros…Bueno, el caso es que circulaba el rumor de que Franco tenía preparado el discurso para el año tres mil, que empezaba así: -¡Españoles, muerto el Todopoderoso, asumo todas las responsabilidades!

Este escrito, quizás poco serio, lo dedico a todo parado que lo lea. ¡Estoy contigo!

JUGANDO CON EL IDIOMA

Publicado: 3 noviembre, 2012 en Lenguas

Yo siempre he pensado que el idioma es el juego más maravilloso que existe. Lo que pasa es que nunca se nos ocurre pensar en ello. Los humanos lo usamos mecánicamente para nuestras relaciones y no nos damos cuenta de que la palabra es uno de los más importantes dones con los que nos ha agraciado la Naturaleza. Pero las palabras, sin un idioma que las sustente, no servirían para nada. Y nosotros tenemos la inmensa suerte de poseer uno de los mejores.

Si, evidentemente y con toda prioridad, el idioma ha de ser hablado, no serviría para mucho si no pudiera escribirse. Podríamos decir que la escritura es el esqueleto de las palabras. Pero como esto suena algo tétrico, yo diría que la escritura es la anatomía de las palabras de un idioma.

En nuestro país hemos tenido unos grandes jugadores del idioma. Sólo citaré a uno, con la seguridad de que ningún otro se molestará por ello. Hablo, naturalmente, de Miguel de Cervantes. ¿Acaso no es “El Quijote” una maravilla de juego idiomático? Los diálogos entre Don Quijote y Sancho Panza no los mejora ni el mismísimo Platón. Y el verdadero “ingenioso hidalgo”, para mí no es Don Quijote, sino el mismo Cervantes, que “no era manco” en este sentido.

Otros importantes jugadores del idioma, los tenemos en el cuerpo jurídico, muy especialmente en abogados y fiscales, que son capaces con sus palabras de hacer de un criminal un santo o viceversa. Se me ocurre preguntar ahora : si un abogado sabe con seguridad que su cliente es un criminal ¿Por qué no se niega a defenderlo? Lo digo por la ética y la moral. Pero claro, entonces no podría jugar con el idioma.

No podemos dejar de hablar de unos super-jugadores del idioma, que han florecido en los últimos tiempos. Son los políticos, que juegan con el idioma y también con los ciudadanos, para mentir y hacer promesas en las elecciones que jamás cumplirán. Más que jugadores del idioma son los tahúres del mismo.

Tampoco puedo olvidarme de unos jugadores del idioma fuera de serie. Me refiero a los poetas. Estos sí que saben jugar con las palabras del idioma, a las que dotan de musicalidad y belleza. Es igual que usen la métrica tradicional, tan vibrante y sonora, como la moderna, que tiene su rima en los conceptos y las ideas.

Pero yo creo que también es muy importante jugar con el idioma en plan divertido, como se hace con los refranes, los chistes, los chascarrillos, etc. Y como yo soy muy partidario del humor, quiero acabar este escrito con un humorístico juego de palabras.

Yo siempre he dicho que hay un dicho muy bien dicho, un dicho que es de los mejores dichos que se han dicho. Éste es el dicho: “Ese dicho que tú has dicho que han dicho que he dicho yo no estaría tan bien dicho pues si yo lo hubiera dicho estaría mejor dicho por haberlo dicho yo”.

Lo dicho: hay que jugar con el idioma y si lo hacemos de manera divertida, mejor que mejor.

JOVENES Y VIEJOS

Publicado: 1 noviembre, 2012 en General

Es evidente que a la crisis general actual a los jóvenes se les añade su crisis particular. Y no sólo en el aspecto económico con un paro galopante y la falta de oportunidades para realizarse, sino también por la crisis de valores morales en la que están totalmente inmiscuidos.

Hay muchas cosas que a los mayores nos parecen estúpidas y que en algunos casos lo son. Por ejemplo la moda en el vestir, con pantalones raídos y rotos ya de fábrica, los tatuajes, los “piercings”, los cabellos de colores…No son más que un signo de protesta contra la sociedad.

La falta de ocupación laboral, la falta de respeto a padres y mayores, hacen que la juventud busque maneras de de expresar su rebeldía y disconformidad con las normas establecidas. Ahí están, por ejemplo, el botellón, las discotecas, los macro-conciertos en los que se deifica a cantantes, muchas veces estrafalarios y que interpretan canciones inentendibles. Sin olvidar el libertinaje en lo sexual. Las juergas nocturnas comienzan a la una de la madrugada, se acompañan con alcohol y drogas, y no se sabe cuándo acaban.

Pero es de justicia reconocer también el desentendimiento de los padres, que no se preocupan de la conducta de sus hijos. Cada día son más numerosas las familias desestructuradas. ¿Estamos en el ocaso de una civilización, con la pérdida del sentido de la responsabilidad, la valoración de la estética de la vida y de la moral? La verdad es que con la moda actual de democracia mal entendida, no hay gobierno, del signo que sea, capaz de frenar todo este maremágnum.

Los viejos asisten estupefactos a todo este panorama y se sienten desplazados del mundo en el que viven. Los avances de la tecnología casi les ha pillado por sorpresa. Ven a los jóvenes con el móvil siempre en la mano, los auriculares permanentemente en las orejas, los videojuegos, etc. Sin olvidar el alcohol, las drogas y la pornografía. Y, acompañando a todo eso, se ha llegado a la degradación lingüística, instalada también en los medios audiovisuales públicos.

Pero no hay duda de que también existe una minoría de jóvenes que detestan esa mecánica hedonista. Ellos son los que han de tratar de llevar a la juventud al carril correcto.

Finalmente quiero manifestar que, con este escrito, ni mucho menos trato de demonizar a los jóvenes, ya que no sólo a ellos, sino también a los menos jóvenes y a los viejos, es a quienes afecta la responsabilidad de tratar de solucionar esta situación.

RESCATE SI, RESCATE NO.

Publicado: 27 octubre, 2012 en Economía, Politica

En las altas esferas de la UE alguien está jugando al perro y al gato. El perro podría ser la Merkel, y el gato Rajoy. Y parece que el francés Hollande está haciendo de árbitro. El caso es que los ciudadanos españoles, estamos a ”verlas venir”. Llevamos meses pendientes del asunto… ”Unos decían que sí, otros decían que no”. ¿Es pitorreo? Pues claro, es la política. Los de arriba mangoneando y los de abajo aguantando. El caso es que el rescate (que no sé si es necesario) nunca llega. Ni llegará, quizás.

Y ¿por qué el rescate? Yo, de las grandes finanzas, sé más bien poco, como cualquier ciudadano corriente. Pero me he enterado de que nuestra España, como Estado, tiene una deuda pública de unos 900 mil millones de €, céntimo más, céntimo menos. “Repartido” entre los españoles tocamos a 20 mil € cada uno. Y que los intereses de esa deuda, pueden llegar en el año próximo a los 38 mil millones. Pues qué bien (digo, qué mal). Me parece que esa deuda la heredarán, en parte, nuestros biznietos.

El Gobierno continuamente está emitiendo deuda, en forma de bonos, obligaciones y otras especies, por lo que la gran deuda sigue engordando. Como a todos los españoles nos afecta y perjudica ¿no debería haber algún tipo de referéndum público para ver si nos interesa esa táctica? Cuando hay un deudor tiene que haber un acreedor, beneficiario de esa deuda. En este caso, alguien saldrá ganando, digo yo. Pueden ser otros Estados, los bancos, los particulares, aunque yo más bien creo que serán los grandes financieros y especuladores. Con la crisis actual, quienes no tenemos la culpa de ella, pagamos las consecuencias y los que realmente son causantes y culpables no sólo se van de rositas, sino con mucho dinero.

Y hablando de dinero, los ingenuos pensamos: si el dinero que existe en el mundo es el mismo que había hace varios años ¿por qué ahora no se le ve por ninguna parte y a todo el mundo le falta, incluidos bancos y gobiernos? Bueno, la verdad es que aunque sea algo tonto creo saber por qué. El dinero que había antes, no era real, contante y sonante. Se trataba, en la mayor parte, de un dinero virtual, en forma de bonos, fondos, pagarés, hipotecas, etc. Por ejemplo: un señor firmaba una hipoteca, el banco le daba el dinero en efectivo y aquel se lo daba a la inmobiliaria. El banco se quedaba con la deuda de la hipoteca, un dinero virtual. Y esto pasaba también con otros tipos de crédito. Así que el dinero virtual ocupaba todos los estamentos. Al llegar la crisis y faltar el dinero en efectivo, no se podían pagar las deudas ni reconvertir el dinero virtual. Y adiós todo el tinglado. No digo nada más.

¿Cataluña independiente? No, gracias.

Publicado: 28 septiembre, 2012 en Politica
Etiquetas:
                               (Cuestión casi siempre de actualidad, aunque ahora “Mas”).
   En todos los movimientos independentistas la razón principal está en el sentimentalismo de las gentes, que está por encima de todas las demás consideraciones, ya sean políticas, de lengua, de raza o de religión.
   Actualmente Cataluña (su ”govern”) lo que desea es tener una Hacienda propia. Para lograrlo, Mas, y otros líderes nacionalistas, tratan de hacer presión al Gobierno de España, incitando a sus seguidores a las protestas y la rebelión, aprovechando el tema del independentismo.
   Diré lo que es  presentido por casi todos: que para Cataluña, la independencia significaría su ruina. En el mundo actual prima la economía, que se halla en una gran crisis. ¿Qué pasaría con las empresas catalanas?  La “Caixa” y  Gas Natural tienen el 80 % de su negocio en España, fuera de Cataluña. Y a otras muchas empresas les ocurre  lo mismo.
  Pero también España perdería mucho, indudablemente, ya que Cataluña es una de sus regiones más importantes. La integración de Cataluña en España no es de” hace cuatro días”, como ocurría con los países balcánicos. Lo hizo hace 500 años uniéndose al reino de Castilla, cuando formaba parte de la Corona de Aragón. Y, voluntariamente, no a causa de una conquista. Aunque, a decir verdad, el pueblo no pintaba nada y todo se basaba en los intereses y conveniencias de las familias monárquicas de los diferentes países.
  Ya sabemos que entonces no se trató de una integración total, pues los estados asociados  conservaron cada uno sus fueros, sus leyes y sus costumbres. Fue a partir del reinado de Felipe V, con la Guerra de Sucesión española, en los primeros años del siglo XVIII. Este rey, de origen francés, siguiendo las directrices de su abuelo Luis XIV, copió su política estatalista y centralista,  eternamente crónica en Francia. De ahí los Decretos de Nueva Planta que se impusieron en los antiguos estados de la corona de Aragón una vez que estos perdieron la guerra, abandonados por la potencias amigas. Cataluña fue la última a la que se aplicó el decreto de Nueva Planta, en 1716. Con ello perdía sus fueros, sus leyes y su lengua, implantándose la administración totalmente castellana.
  Actualmente una Cataluña independiente quedaría fuera de la Unión Europea por varios años, y probablemente se convertiría en uno de los Estados más pobres del Continente, enemistada con España y con Francia, ¿Cómo pasarían entonces el tiempo sus líderes independentistas? Seguramente bailando sardanas alrededor de una hoguera, cantando “Els segadors” y “El cant dels ocells”,  viendo como se convertían en humo todas sus ilusiones y proyectos.

Gobiernos de España (1920-1939)

Publicado: 11 agosto, 2012 en Historia, Politica

En 1920  era presidente del Gobierno Joaquín Sánchez de Toca, hasta las elecciones del 13 de diciembre de ese año, en las que fue elegido presidente Eduardo Dato, jefe del Partido Conservador. Del Congreso fue presidente José Sánchez Guerra y del Senado  Joaquín Sánchez de Toca. Existía en el país una gran  debilidad política y conflictividad social debido a la guerra del Rif y los disturbios de Barcelona. El jefe de la oposición era el líder del Partido Liberal  Manuel García Prieto.

En 1921 se recrudeció la violencia anarquista en Barcelona, con  represión miliar. Y el ocho de Marzo culminó con el asesinato de Dato. Le sucedió como jefe del Gobierno el  conservador Manuel Allendesalazar que en Julio dimitió.

Alfonso XIII y Maura

Se formó entonces un gobierno de concentración nacional entre los conservadores, los liberales de Romanones y la Lliga, dirigido por Antonio Maura, con el fin de ocuparse del problema marroquí.

En Marzo de 1922, José Sánchez Guerra formó un nuevo gobierno, pero fue destituido por el rey Alfonso XIII en relación con el desastre de Annual. Entonces fue nombrado presidente del Gobierno Manuel García Prieto, jefe del Partido Liberal.

El 13 de Septiembre de 1923, el capitán general de Cataluña, Miguel Primo de Riverase sublevó contra el Gobierno, apoyado por el ejército. El rey aceptó el golpe y le nombró presidente del Gobierno en calidad de dictador militar. Obreros y republicanos protestaron pero fueron acallados por la censura y la represión. Se suspendió la Constitución y se disolvieron los partidos políticos. Primo de Rivera era jefe del Gobierno y único ministro, asistido por jefes militares.

Primo de Rivera

Se disolvieron la Diputaciones y por un decreto, se consideró al castellano como único idioma oficial. Se censuró la prensa. Este directorio militar duró hasta el 3 de Diciembre de 1925, que dio paso a un directorio civil, restableciéndose el cargo de Presidente del Gobierno, asistido por algunos ministros, entre ellos José Calvo Sotelo como ministro de Hacienda. La Constitución continuó suspendida.

Siguió la guerra del Rif en Marruecos y después de varias operaciones militares y el acuerdo con Francia, tuvo lugar el desembarco de Alhucemas y la rendición del Abd el-Krim en 1927.

Con la dictadura hubo grandes reformas administrativas y políticas, mejorando la economía y las infraestructuras, aunque continuó el caciquismo imperante. Pero el sistema entró en crisis, hasta que en Enero de 1930 el rey obligó a Primo de Rivera a dimitir. Los gobiernos de Dámaso  Berenguer y de Juan Bautista Aznar, no hicieron más que alargar la decadencia.

En las elecciones municipales de 1931 triunfan los partidos republicanos y se establece la Segunda República Española, acabando así la restauración borbónica y el reinado de Alfonso XIII. Se formó un gobierno provisional y se aprobó la Constitución de 1931, iniciándose las primeras reformas.

Azaña

A partir de entonces la historia de la Segunda República se suele dividir en tres partes. El primer bienio (1931-1933), está marcado por el liderazgo de Manuel Azaña, de la coalición republicano-socialista, que instauró varias reformas para tratar de modernizar el país.

En el segundo bienio (1933-1935), “negro” para las izquierdas, gobernó el Partido Republicano Radical de Alejandro Lerroux, apoyado por la derecha

Lerroux

católica de la CEDA, de José María Gil Robles, que realizó contrarreformas. Y cuando ésta entró en el gobierno se produjo la revolución socialista de 1934, que culminó con la revolución de Asturias, que fue sofocada por el ejército.

En la tercera etapa, dominó la coalición de izquierdas, el llamado Frente Popular, surgida de las elecciones de febrero de1936. Sólo pudo gobernar en paz cinco meses, con  Santiago Casares Quiroga como presidente, debido al golpe de Estado del 18 de Julio por parte del ejército, que condujo a la Guerra Civil Española, que duró hasta 1939. El detonante fue el asesinato por los guardias de asalto de José Calvo Sotelo, monárquico de extrema derecha.

En la zona republicana, en septiembre de 1936 se estableció un gobierno de unidad presidido por Largo Caballero, con ministros de otros partidos, como la anarquista Federica Montseny. En Mayo de 1937 dimitió Largo

Juan Negrín

Caballero, sucediéndole el socialista Juan Negrín que formó nuevo gobierno, con mayoría de ministros del PSOE. Se creó el Ejército popular, acabando con las indisciplinadas milicias. En 1938, al retirarse las Brigadas Internacionales y disminuir la ayuda soviética, además de la caída de Catalunya a principios de 1939, hizo comprender a los republicanos que la guerra estaba perdida. En Marzo de 1939 el golpe de estado del coronel Casado, desalojó a Negrín del poder. Se quiso negociar con Franco, pero éste exigió la rendición incondicional.

En la Zona Nacional, al morir el general Sanjurjo en un accidente de aviación, el 20 de Julio de 1936, dejó al Alzamiento sin un líder claro. Se creó la Junta de Defensa Nacional como órgano de gobierno provisional de la zona nacional. El 1 de Octubre de 1936, el general Francisco Francofue designado jefe del

Franco en 1936

Gobierno del Estado Español. Tenía el prestigio de ser el jefe del poderoso ejército de África y el apoyo de Alemania. Formó un  gobierno de militares. Se impuso, además, el sistema de partido único, al estilo del fascismo italiano y el nacional-socialismo alemán. Se estableció lo que se llamó el Nacional-Catolicismo. En Julio de 1938 tuvo lugar la Batalla del Ebro , la más importante de toda la guerra, en la que los republicanos sufrieron un gran descalabro. El 28 de Marzo de 1939 las tropas franquistas entraron en Madrid y el 1 de Abril terminaba la guerra. Comenzó entonces la larga dictadura de Francisco Franco.

Recortes, ajustes y reajustes.

Publicado: 24 julio, 2012 en Sin categoría

En este escrito no voy a decir nada que no sepa todo el mundo, pero como existe el “derecho al pataleo”, aunque sea implícitamente, yo también quiero expresar mi opinión.

Sabemos por qué tenemos esta crisis y quiénes han sido y son los culpables, que en general se han salido de “rositas”. Los que antes de la crisis tenían el dinero, lo siguen teniendo y además, aumentado. Pues bien, ¿hay que seguir aguantando? Me temo que si.

Y no quedará la cosa en la situación en que estamos. Día tras día los de “arriba” nos bombardean con sus proyectos y medidas, hirientes para el ciudadano normal. Ya es cabreante que lo único que pretenden es arreglar las grandes cuentas del gobierno, las autonomías, ayuntamientos, bancos… Y los ciudadanos ¿qué? No son culpables de nada, excepto de ser bastante idiotas y capaces de aguantar todas las barrabasadas que les están haciendo.

Hace pocos meses alguien decía (yo nunca lo creí) nosotros no subiremos los impuestos y mucho menos el IVA…”No coment”.

En una época pasada, decía Cicerón: Quosque tandem Catilina? (¿hasta cuándo…? dirigiéndose a su adversario político, cuando ya estaba harto de sus triquiñuelas.

La riada actual de recortes, ajustes e impuestos no tiene fin, Y los que tienen la sartén por el mango no paran de agobiarnos, no descansando en su empeño ni los fines de semana.

Parece que tiene que haber una gran revolución en todo el mundo. Esperamos que sea incruenta. Está claro que esto no puede continuar así. Que políticos, banqueros y financieros dejen de “chupar del bote” y suelten el dinero que han robado, para que puedan arreglarse, aunque sólo sea en parte, las vidas de los ciudadanos.

¡Viva la gente corriente!